Retrato de Chicos con juguete roto

pablo-iglesias-e-inigo-errejon-una-biografia-politica-conjunta-que-se-bifurca-en-podemos
Juan Rivera
Coordinador Mesa Estatal FCSM
Pensaba no escribir nada sobre Vista Alegre II hasta el lunes, pero prefiero  equivocarme antes del desenlace. Acertar después de conocer los hechos ya lo explotaron los profetas del Antiguo Testamento y no es el caso.
    Vayan por delante algunas consideraciones: no conozco personalmente a Iñigo Errejón aunque por lo escuchado y leído me parece un intelectual solvente, una cabeza bien amueblada.
    Con Pablo he coincidido y hablado algunas veces. Desde la primera ocasión en Córdoba antes de las elecciones europeas a principios del 2014,  manifesté mi simpatía por su apuesta y persona. Con un matiz a tener en cuenta: excepto en la  convocatoria del 26 J, las citas electorales de los últimos años me  produjeron desasosiego porque me obligaban a optar cuando no quería hacerlo.
     Así en las municipales voté  a Ganemos y en las Europeas a Podemos, pero en las andaluzas apoyé lo que representaba la IU de Maíllo -luego me alegró la positiva sorpresa de Teresa Rodríguez y el buen tándem que ambos forman- y en las generales a Alberto. Y siempre con la duda a cuestas.
Por eso agradecí como agua de mayo la formación de Unidos Podemos a la que aportamos nuestro modesto granito de arena en los Foros organizados por el FCSM. Propiciando espacios comunes para intercambiar ideas y unificar mensajes.
     En este inicio de año no capto la sutileza ( que tenerla la tendrá, no lo niego) de haber  trasladado el debate interno a unos medios de difusión, altavoces de sus dueños como repetimos una y otra vez. Además en formato Montescos/Capuletos,añadiendo el plus de hinchadas  viscerales  y  comportamiento nada versallesco. Parecen querer darle la razón al dicho atribuido a un filomafioso Andreotti: “Hay amigos íntimos, amigos, conocidos, adversarios, enemigos, enemigos mortales y… compañeros de partido”.
    Y los “hooligans”  no contentos con blandir las cachiporras en su círculo ( nunca mejor dicho) aprovechan que -gracias a las reformas educativas- ya casi nadie es capaz de situar correctamente por donde pasa el Pisuerga, para emprenderla también a garrotazos con el que tienen al lado, en este caso Izquierda Unida. Sin quitarle deméritos ni sordidez a algunos de los burócratas que han vivido de la coalición, veo profundamente injusta la campaña emprendida por un sector de Podemos en su pugna interna.
    Primero con el desprecio, luego con comparaciones desafortunadas como la de la dichosa berenjena y su “ Ni PSOE ni IU: Construimos mayoría social en torno a ideas de sentido común, no en torno a viejas etiquetas.Recupera el Morado” que para ahondar más en la fractura es twitteado por @ierrejon el 7 de febrero con un “Para seguir siendo una fuerza autónoma y de futuro, sin complejos”, sin caer en la cuenta que donde los difusores veían una sarcástica y novedosa forma de hacer política a través de la planta solanácea, otros veíamos el uso más adecuado que podrían hacer de la misma una vez que se habían puesto tan graciosos.thumbnail_c4exqppwqaajnzo
Es verdad que en IU han pululado personajes de la catadura de Rosa Aguilar, López Garrido o Sartorius, por no hacer la lista larga pero no olvidemos que es también la organización sostenida antes por compañeros tan imprescindibles como Marcelino o Julio y ahora capitaneada por compañeros tan válidos como Antonio Maíllo, José Sarrión o Alberto. Y su militancia de base fue la que contra viento y marea, en todas las ciudades y pueblos sostuvo el candil de las causas justas.A sabiendas de que salía a perder en mitad de la tormenta. Sobreponiéndose a golpes electorales y canto de sirenas.Así que podíamos ahorrar insultos gratuitos.
    La deformación de una militancia añeja me trae el aire de lo ya visto. Salvando las distancias, el mismo Poder que en los ochenta del siglo pasado puso todo su empeño en hundir lo que representaba Julio, ahora lo está haciendo -igual ahínco pero más preocupados porque la contestación social es mayor -con Pablo.
    Si me encontrase en el pellejo de algunos estaría muy preocupado por la lluvia de alabanzas lanzadas por los paniaguados del Sistema y me preguntaría qué estoy haciendo mal. Más aún si el PSOE me quiere sacar a bailar.
    Por primera vez en muchos decenios las clases populares españolas están en condiciones de crear Contrapoder.La herramienta de Unidos Podemos es válida y adecuada. Porque el proyecto se está mostrando tozudo y las encuestas siguen dando, pese a las riñas de patio de vecindad,un  22% sosteniendo la propuesta ( no echemos tampoco las campanas al vuelo, que estamos en el país donde más del 30% sigue votando al PP pese a los miles de acusados de corrupción en sus filas. El “ is different” de Fraga traducido a sufragios).
    No nos equivoquemos otra vez ahora que se cumplen 25 años de Maastricht. El tiempo ha dado la razón a quienes nos oponíamos, pero ese consuelo moral no borra el desastre actual ni los sapos y culebras que debimos tragar entonces, especialmente gracias a la acción de zapa de los teóricamente nuestros.
    Diverjamos, confrontemos, debatamos… pero haciéndolo para sumar y abrir no para machacar al discrepante. Que la ilusión generada por Unidos Podemos, rompeolas de todas las Españas, sea dique contra el Conservadurismo ramplón.
    A quienes vais a Vista Alegre solo pediros que no convirtáis la acción política en un combate de gladiadores.
     No nos falléis que afortunadamente ninguno sois Zapatero. Ni nos sirve una herramienta, por buena que sea, si está rota.