La UE, una cuestión nacional: El euro y la implantación del neoliberalismo

                        El Tratado de Maastricht (1992), concebido para fortalecer los procesos democráticos, promover la cohesión y el desarrollo social y llegar a una unión política de los países miembros de la Unión Europea (UE), acabó como fin primordial imponiendo una unión monetaria (el euro) y un mercado común para facilitar el intercambio de productos.

                        La implantación del euro en 2002 en países con una gran desigualdad económica, sin llegar a una previa convergencia, ha establecido grandes desequilibrios y la ampliación de la brecha económica entre países ricos y pobres.indice

                        Junto a la moneda única, la Unión Económica y Monetaria que Maastricht impuso, traería para los países miembros una pérdida de autonomía política y económica. Será la Troika, mediante sus políticas de austeridad, la que asuma el control e imponga sus dictámenes para el desarrollo de un régimen salvaje (neoliberalismo) que potencie los poderes económicos y financieros (mercados) en contra del desarrollo social de los pueblos. Todas las competencias monetarias pasan al Banco Central Europeo (BCE), institución autónoma, sin control democrático, que fiscaliza todo el sistema financiero y bancario de la eurozona. Su gran objetivo es controlar la inflación y el nivel de precios. Para ello, impone multas a los países que incumplan, por lo que el refugio de la derecha y socialdemocracia europea es aplicar recortes en derechos sociales (sanidad, educación, dependencia, pensiones…), vender empresas públicas, reformar el mercado laboral (abaratar despidos, perder derechos, bajar salarios) y abandonar la inversión pública.
                           La moneda única ha supuesto para los países con economías más débiles, como España, una subida generalizada de precios y una carestía de la vida. Con la llegada de la crisis (2008) esta armonización de los precios, junto a la pérdida de poder adquisitivo (bajada de salarios), al aumento del paro (hasta el 25%), pérdida de derechos laborales y sociales (subsidio por desempleo, bajada de días por despido, contratos basura…), han supuesto un grave problema para la gran mayoría de los trabajadores y clase media de todos los países, pero en especial de los más débiles económicamente (Sur de Europa) cuya población, en un porcentaje muy elevado, ha sufrido y está sufriendo desahucios, desigualdad, pobreza y exclusión social.
                          Según Maastricht, el BCE no puede ofrecer dinero directamente a los estados. Casi se lo regala a la banca privada y esta se lo presta a los países a altos intereses. Negocio redondo, con fondos públicos, la banca privada europea (sobre todo la alemana) obtiene enormes beneficios. En los últimos ocho años, España ha tenido que pagar más de 200.000 millones de euros en intereses. Si nuestro país recibiera directamente préstamos del BCE o el Banco de España pudiera emitir la moneda nos hubiéramos ahorrado esa deuda y se podría haber utilizado para el mantenimiento y desarrollo de nuestro país sin tener que recortar el estado del bienestar, ni servicios públicos, ni pensiones.
                         En nuestro país, la suspensión, en un porcentaje elevado, de los préstamos bancarios y la pérdida del poder adquisitivo de una gran mayoría de población (incluidos clase trabajadora, clase media, funcionarios y autónomos) ha llevado a una enorme bajada del consumo con el consiguiente hundimiento de muchas pequeñas y medianas empresas que se han visto abocadas al cierre.
                         Es indudable que la estructuración del régimen económico en la UE está perjudicando seriamente el desarrollo político, social y económico de España. Para mantener el estatus, con enormes beneficios para la banca y grandes empresas, el sistema financiero dispone de voceros y lacayos fieles que difunden las bondades del sistema. Son los medios de comunicación que juegan un papel clave en ocultación y manipulación de la verdad sobre lo que realmente ha significado de negativo la implantación del euro para nuestro país y los partidos políticos (en España PPSOE) que comulgan con el régimen y obedecen ciegamente (modificación del art. 135).riqueza
                               Hay partidos y sindicatos, así como analistas políticos y económicos que defienden la salida del euro, pero esta posibilidad solo será posible si las naciones y los pueblos más perjudicados se organizan y actúan conjuntamente. Mientras tanto, los partidos políticos, sindicatos y colectivos sociales que están en contra de las políticas de austeridad, deben exigir y poner en práctica medidas tendentes a mejorar las condiciones de vida de la mayoría de los ciudadanos. Es necesario romper con las políticas de recortes que nos imponen desde los poderes económicos europeos, lo que supone: promover la inversión pública, restablecer los derechos sociales y laborales sustraídos, aumentar el salario mínimo y garantizar un mínimo económico que acabe con la precariedad alimentaria y energética, auditar la deuda pública, recuperar los salarios, establecer un sistema fiscal progresivo, acabar con el fraude fiscal y exigir a la banca préstamos a bajo interés que beneficien a las familias, a los autónomos y que posibiliten el desarrollo y creación de pymes.
Juan García Ballesteros
Colectivo Prometeo 
FCSM

Construyamos nuestro ‘Año Nuevo’

2017-muro

Durante estos primeros días de enero del recién estrenado año natural es muy normal marcarse objetivos y aspiraciones para el futuro más inmediato. Una forma de hacerlo es echar una mirada al tiempo que dejamos atrás y con la experiencia adquirida reforzar o renovar nuestras ilusiones y anhelos para el nuevo calendario.

Pienso que hacer esto en política es, además de recomendable, necesario. Lo que ocurre es que cada vez que se hace este ejercicio da la impresión de que pasen las hojas del almanaque que pasen nada cambia, nada se renueva, todo sigue igual. Es ‘Año Nuevo’ pero no lo será por mucho tiempo.

Tras la visibilización de la gran coalición gobernante ‘blaugrana’ (azul=PP, rojo=PSOE) aderezada con el naranja ciudadano más feo de la historia, a nadie se le escapa que se nos vienen encima, otra vez, cruentos ataques contra nuestrosderechos laborales, ecológicos, sociales y políticos.

Éstos se llevarán a cabo, recordémoslo por enésima vez, gracias a la reforma del artículo 135 de la Constitución, que es de obligado cumplimiento bajo la imposición de una Unión Europea que se descompone. Los hombres de negro hace tiempo que están entre nosotras y nosotros atentando contra la dignidad de la mayoría social.

Una vez más comprobaremos como al poder económico y político que sufrimos, sea patrio o extranjero, nunca le ha gustado que exijamos nuestros derechos, por eso en cuanto tiene oportunidad lo hace saber y trabajará intensamente para evitarlo. Así se expresó con relación a las huelgas en el sistema educativo el dicharachero y flamante nuevo portavoz, y al mismo tiempo Ministro de Educación del gobierno rajoniano, Méndez de Vigo, en la rueda de prensa con la que estrenaba su nuevo cargo.

Tampoco le gusta que la sociedad civil organizada intente evitar que empresas delIbex-35 y de más allá de nuestras fronteras, que para eso ‘semos’ europeos y modernos, se lleven más que generosos pellizcos con la privatización de activos públicos. Bankia será pronto un nuevo ejemplo ya que se está preparando a precio de saldo su devolución al sector privado después de haberla revitalizado con más de 40.000 millones de euros del erario público, iniciativa económica del nuevo-viejo ejecutivo que ya se ha escuchado en boca de los chicos y chicas marianistas en los medios de comunicación.

Y por si alguien todavía duda de la que nos espera viviendo bajo el despotismo criminal del patriarcado machista que preste atención a las declaraciones realizadastras la investidura de Rajoy por el jefe de la patronal, esa que quita y pone secretarios generales ‘pesoístas’ o presidentes de gobierno cuando le viene en gana, “la incorporación de la mujer al mercado laboral es un problema para éste”,Juan Rosell dixit.

Así que nada nuevo bajo el sol, la maquinaria globalizada neoliberal sigue haciendo su trabajo normalizando la indecencia y el saqueo a través del lenguaje y la difusión de éste en sus medios de comunicación. Hace uso de ‘su’ democracia todos los días mientras al resto nos dice que debemos hacerlo una vez cada cuatro años, no vaya a ser que nos dé por botarlos en cualquier momento.

¿Cómo revertir la situación? ¿Qué hacer para recuperar, si es que la tuvimos alguna vez, nuestra dignidad robada? Pienso, como muchas otras personas, que la solución puede estar en retomar, tras la travesía electoral vivida estos dos últimos años, la lucha en la calle y la movilización organizada y unitaria que dejamos aparcada tras el 22 de marzo de 2014 y el resultado de Podemos en las elecciones europeas de mayo de ese año.

Hoy estamos mejor que ayer y la brecha abierta en el bipartito durante este periodo consultivo nos dejó una buena representación parlamentaria, 71 diputad@s y 21 senador@s, que además de ser un resultado histórico (nunca antes se consiguió tanta representación a la izquierda del PSOE) es una buena base sobre la que seguir creciendo si las luchas fratricidas en nuestras formaciones electoralistas no sirven en bandeja al ‘régimen del 78’ su propia recomposición.

También son importantes, aunque todavía insuficientes, las victorias municipalistas de 2015 que alivian algo las embestidas neoliberales, pasadas y futuras, ofreciendo herramientas de desahogo para aquellas personas que más las sufren. Pero ¿cómo mejorar y, sobretodo, reforzar las posiciones alcanzadas defendiendo el bien común?

La respuesta a esta pregunta podría estar en la propuesta que, desde hace más de cuatro años, el Frente Cívico Somos Mayoría está intentando llevar a cabo. El colectivo político-social impulsado por Julio Anguita trabaja con el objetivo de tejer un contrapoder que enfrente las políticas neoliberales que, a través de sus capataces políticos, el poder financiero impulsa aumentando la pobreza y la desigualdad sufrida por la inmensa mayoría de la población.

Este objetivo estaría mucho más cerca si se produjera la anhelada confluencia entre el tejido social movilizado y los partidos políticos que dicen encontrarse a la izquierda del PSOE sumando además a todos aquellos y aquellas que hoy no están pero quieran unirse.

No hablo aquí de la necesidad de buscar nuevos liderazgos pues ya tenemos bastantes, tampoco de que tal o cual colectivo deba ser punta de lanza de semejante esfuerzo, es todo lo contrario. En el Frente Cívico pensamos que a través de la creación de una herramienta de coordinación y organización entre todos los agentes implicados, éstos, sean capaces de elaborar una estrategia y un programa políticos que permitan, cuando se abra el siguiente ciclo electoral, ganar las instituciones para la mayoría y que, como bien dijo Julio Anguita, con el BOE en la mano y la movilización y el apoyo social de la calle revertir los desmanes que hemos sufrido todo este tiempo.

Para que esto suceda hay que tener claro que no se trata de dar a Unidos Podemos y demás socios parlamentarios carta blanca por el simple hecho de estar representándonos, pues si no respetaran el acuerdo con la sociedad civil, ésta tendría el deber y la obligación de rebelarse contra ellos.

Además, conseguir revertir las políticas que empresarios y políticos corruptos han llevado a cabo no significa que debamos quedarnos en posiciones anteriores al estallido de la crisis, esa no es la solución. El pasado no va a volver y por tantonuestra obligación será la de empujar entre todas y todos hacia un proceso constituyente que traiga la democracia real, radical y ética que nuestra sociedad, ganándosela, se merecezca.

No esperemos más, hagamos posible que sea de verdad ‘Año Nuevo’ y comencemos a construir un futuro digno que cuente con todas nosotras y nosotros, que no deje atrás a nadie, tampoco al planeta.

Tomás Ramírez Arévalo, miembro del FCSM Cinco Villas y de la Mesa Estatal del FCSM.

Mientras el Sistema se rearma, nosotros miramos su dedo.

Lo más lógico al escuchar estos días (desde la lejanía que da no estar involucrado en la organización pero desde la cercanía del afecto) las noticias sobre Podemos hubiese sido confundir la patología política que  estaban desarrollando con los síntomas de una Depresión Navideña. Pero la excusa suena falsa si conoces  el origen del cuento cristiano y sabes que bebe de las Saturnalias romanas a la vez que plagia al Sol Invicto y las hazañas de Mitra.
  Particularmente los temas peliagudos nunca me dan Depresión sino Indignación.Se presenten en forma de robo masivo de inmuebles públicos amparado por la coartada legal de las Inmatriculaciones,  emergente vindicación del Neo- nacionalcatolicismo, estructura religiosa que chupa de los Presupuestos estatales cual garrapata o  discurso del nuevo Borbón en Nochebuena teniendo ( 2016) la misma insensibilidad para las decenas de miles de cadáveres esparcidos por las cunetas que la Casta ha mantenido  desde hacé 80 años… por poner algunos ejemplos del mes.
   Sin embargo con Podemos daban ganas de gritar un “ no es esto, no es esto”.Para salir indemne tras lo contemplado en las votaciones preparatorias de Vista Alegre II o tienes un estómago a prueba de bombas o eres adicto a los culebrones fuertes.
     Además para algunos el espectáculo traía la pátina cansina de lo “ya visto” y vivido pues con solo cerrar los ojos nos trasportaba a la época de Julio coordinador de IU cuando a rebufo de nuestra esperanza por construir una alternativa florecieron como champiñones díscolos, Nuevas Izquierdas y los Rafaeles Ribos de guardia
    En los momentos de ráfagas cruzadas el único a salvo es el pianista. Lxs camaradas dirigentes no le disparan por tener sordera congénita ante la clamorosa petición de  “¡alto el fuego!” de las desconcertadas bases. Entonces y ahora aprietan los puños por no llorar nosotrxs a lo nuestro, a lo que mejor se nos da: enriquecer a unos podólogos incapaces de curar tanto dedo gordo del pie herido. Ese que nos impide después caminar con soltura porque  lo hemos mutilado acribillándolo.
   Y para que “no nos falte de ná” como dice la sevillana, o mucho me equivoco o en la otra pata (imprescindible para que el proyecto sea viable) de Unidos Podemos suenan tambores de guerra envueltos en artículos admonitorios contra las tesis defendidas por Alberto Garzón. Mientras los bravos se embadurnan con la falsa pintura de pureza ideológica vendida  por quienes dan certificados de izquierdismo.
    Para intentar  comprender el panorama hay que recurrir a la lectura sosegada de un clásico que en este caso no es Marx sino “La Cizaña” de Asterix y poner la lupa en el personaje de Perfectus Detritus. El Poder siempre ha tenido predilección por los granos tóxicos de la planta y a sus medios de difusión ideológica  les encanta sembrarla porque saben las dificultades de extirparla luego.
   Cuando hemos ostentado algún cargo de representación pública lo primero que nos preguntábamos con  ingenuidad era “¿qué estamos haciendo mal?” si nuestras actuaciones de calado ideológico recibían el aplauso de los rivales políticos. Por ello me extraña que gente a la que tengo por muy inteligentes como Iñigo, Tania o Rita no se paren a pensar si todo encaja bien cuando reciben flores y piropos de los acólitos del Sistema mientras la bilis acumulada por quienes con ellos son untuosos cae en catarata contra Pablo. Lo cual no quita que nuestro querido compañero y camarada no tenga merecido más de un tirón de orejas por algunas actuaciones, pero ese debemos dárselo nosotros y no los voceros de la Casta. ¿Con tanta sapiencia acumulada, nadie cae que la inquina del Sistema contra Pablo no es casual y que las alabanzas no son gratuitas?
    Porque este batiburrillo que nos ha sonrojado sirve a la coartada que tanto le interesa a la Oligarquía. La  del “ todxs son iguales” para así poder rotular en el frontispicio el “ ¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!” del Infierno dantesco que pretenden dejarnos como Sociedad. Y a la vez para ocultar el cambalache que están montando ante nuestras narices.
    El rearme del Sistema puesto en marcha tras las últimas citas electorales necesita calmar a los díscolos y que en la función teatral vuelvan a ser aplaudidos los papeles  del poli malo (PP) y  del poli bueno (PSOE). Los cachiporrazos entre ambos, como en el teatro de marionetas, siempre son falsos. A los “socialistas” le van a dar  el status de “Muy fiel y leal oposición”, porque si algo define a los chicos de la Gestora es el Cinismo político, ese que sin pestañear les permite decir en voz alta “no es no” mientras hacen lo contrario. En este caso a Rajoy Presidente. 
    Ya puestos nada les arredra. Van a una convocatoria que nunca suscribieron como la de “No más cortes de luz” (por favor , pincha el enlace), intentando encabezar con cuatro banderitas –al día siguiente hubiesen faltado la mitad, tras el espectáculo dado por la disputa de los billetes del premio gordo de navidad que aterrizaron en unos pocos de Ferraz – una reivindicación ajena después de haber suscrito un pacto sobre pobreza energética con “Cuñadanos” y el PP que a efectos prácticos tendrá un valor idéntico al de multiplicar 50×0. Ya se sabe lo único rojo que el PSOE consigue desplegar sin que le dé sarpullido es la alfombra para que la pisen aquellos compañeros agraciados con la puerta giratoria que lleva hasta los consejos de las eléctricas.
     Por ello nosotrxs, lxs que suscribimos la visión alternativa, con las últimas iniciativas lo estamos haciendo ¡genial! Con las disputas nos entregamos envueltos en papel de regalo para que nos paseen en la celebración del triunfo del Capital. Despreciando que en la antigua Roma (y la tradición se mantiene)  a los cabecillas de los prisioneros, se les ejecutaba tras el desfile.
    Como al inicio hablaba de depresión, tal vez nuestros síntomas sean la del postparto. Unidos Podemos parió 71 diputadxs. No busquemos más culpables para sustituir al millón de votos que se esfumó entre diciembre y junio. Lo que (Sabina) pudo haber sido, lo que nunca será…Porque si nos entretenemos en lamer heridas olvidamos que la Ciudadanía capaz de impugnar el Sistema ha obtenido su mejor resultado desde 1977.
    Y ahora se trata de concentrar nuestros esfuerzos en aprobar la asignatura de Aritmética Política que siempre suspendimos: la de Sumar y Multiplicar. Tal vez porque no tenemos rivales en la de Restar y Dividir. ¿ Tan difícil nos resulta buscar los puntos de Unión y ese programa de mínimos (barro para casa: tipo programa base del FCSM) que sea asumido y peleado por todxs?.¿Tan imposible resulta mezclar presencia institucional y movilización social?
    Hasta ahora podemos enorgullecernos de estar disputándole el partido del descontento a la extrema derecha. Esto nos diferencia de lo que acontece en Europa, aunque nos ayuda y mucho que al estar el neofranquismo tan hiperrepresentado en votantes, bases y dirigentes del PP, tenemos un buen antídoto. Sufrimos su Gobierno y sabemos que usufructan lo Público cómo si fuesen los dueños del cortijo. Pero si seguimos debatiendo alrededor de nuestro ombligo, abonamos el terreno para que nos machaquen. E históricamente sabemos como las gastan cuando vierten sobre nosotrxs el odio acumulado.
   Por ello  procuremos dejar de dar la nota. Es tiempo de pararnos y respirar, no de embestir a nuestrx compañerx. De resituarnos en el mapa para ver la nitidez de las dos orillas. En una están los de siempre. En la otra nosotrxs. Como dicen en Granada :“Vayamos a pollas”.
(P.D. Mientras termino de escribir estas líneas, hoy 28 de diciembre de 2016 releo con fruición el comunicado de protesta firmado por Aznar, Felipe González y Rivera. En él,con la firmeza democrática que les honra, denuncian nuevamente al sistema dictatorial venezolano tras detener al concejal de Vic, Joan Comá y acusarlo de sedición. Conminan enérgicamente a Maduro para que no siga incrementando el número de presos políticos y que el edil catalán no se sume en la prisión de Caracas a los Alfon, Andrés Bódalo, los de Alsasua… que ya están encarcelados. Esto en España no pasaría.)
Juan Rivera

Colectivo Prometeo

Coordinador Mesa Estatal FCSM