Los que merecen la cárcel

justicia-1

      Uno de los mayores errores estratégicos de las fuerzas del cambio (además es para mi una fuente de frustración personal) ha sido dejar casi a sus anchas a los partidos monárquicos para que presuman de fortalezas en lo que son sus mayores debilidades.
      Presumen los partidos al servicio del IBEX35 de legales, de constitucionalistas, de defender la unidad de España, frente a los que rompen la cohesión social y la convivencia.
      Vayamos a los hechos, son sólo unos ejemplos:
   LEGALES.- Los jueces europeos han condenado a España por dejar indefensas a millones de familias ante los abusos de la banca. Han echado a la calle durante veinte años los jueces españoles a cientos de miles de familias porque los gobiernos de Felipe González, de Aznar, de Zapatero y Rajoy,  no traspucieron e implementaron la Directiva 93/13. Aún siguen las resistencias, del Tribunal Supremo, a hacer efectivos los Derechos Humanos a un techo y condiciones dignas para menores y ancianos.
Nadie se ha querellado por el mayor crimen de la democracia. El que, para mayor beneficio de los menos, de ladrones, es el que ha generado más dolor, ha roto familias, y muchos suicidios.
    CONSTITUCIONALES.- Una carta, una noche de Agosto y acabaron con ella, reformando un artículo. Merkel, Zapatero y Rajoy fueron suficientes para hipotecar los derechos sociales, entregando a los españoles como siervos del poder financiero.
Haría falta un libro para explicar todos los atentados a la Constitución que acordamos en el 78. Un acuerdo precario, por cierto. De mínimos poco amarrados, bajo supervisión militar, pero acuerdo lleno de esperanzas de mejora. Mejoras las hubo, y también retrocesos en derechos laborales, venta de lo público a las familias del régimen, desarme de la poca industria, entrada de multinacionales, capitalismo de amiguetes, y corrupción a mansalva.
         Amnistías fiscales a los ricos corruptos, de los dos partidos que los sirven, acaban de ser declaradas inconstitucionales. ¿Hacía falta declarar lo evidente?. No paga más quien más tiene, directamente no pagan ni parte de lo robado, mientras trabajadores y autónomos malviven pagando hasta sus robos. Ya sabemos que estamos salvando a los bancos que nos estafaron con más miles de millones de euros, a autopistas privadas fracasadas o al proyecto Castor, de los que nos recortan en sanidad, o educación. No hay dinero para dependencia, para investigación del cáncer, para transición energética a renovables, en que no haya ansianas que mueran de frío este invierno. No hay dinero para hacer realidad la letra de una Constitución de la que presumen, los constitucionalistas.
EQUILIBRIO DE PODERES.- En un reservado de un restaurante se eligen entre los aparatos de PP y PSOE, al dictado del IBEX35, a los miembros del Consejo General del Poder Judicial, de Tribunal Constitucional, del Tribunal de Cuentas. El Fiscal General lo pone y quita el gobierno.
Después pasa lo que pasa, con la infanta.
La CNMV, el Banco de España nunca protegerán a accionistas de Bankia, Popular o a preferentistas, que impunemente perderán los ahorros de toda su vida.
th
UNIDAD DE ESPAÑA.- Nada más eficaz para romperla que anular lo acordado en referéndum por una comunidad histórica, después de acordar con el Estado, y su Congreso, un Estatuto. A partir de ahí nada puede salir ordenado. Quien más puede, aunque sea a palos, aunque sea metiendo en la cárcel, rompiendo todos los principios del derecho penal, por una juez que no es competente, forzando delitos que en el Código no dicen lo que ha sucedido, y sin dejar posibilidad de defensa, a por ellos, todos a la cárcel.
Manipulamos los medios, no buscamos salidas, no dejamos votar pero enfrentamos a la gente, salen los franquistas con sus nostálgicas banderas pidiendo tanques a la Diagonal, y millones de catalanes y españoles nos rompemos por dentro. Cada uno que elija la locura que quiera, pero la cordura es hoy traición, es imposible.
   Unidos Podemos es la pieza a cobrar en esta cacería. Somos, sin querer, independentistas del Ebro hacia abajo, y españolistas, del Ebro hacia arriba. Siempre hay dentro quien se presta a hacer el juego a los de fuera. Hay un Fachín para un descosido envuelto en estelada, y un Frutos, para un cosido a la unidad forzada.
    Constitución es convivencia y acuerdo de lo diferente en los puntos de contacto, en las reglas de juego para que se expresen los resultados del debate sereno, en libertad, respeto a los derechos y democracia.
    Rajoy es muy inteligente hasta cuando no se le entiende lo que dice. Demuestra una inteligencia tranquila y malvada que conoce muy bien a su enemigo: el pueblo español.  Sabe como usar los tiempos, sabe poner anzuelos, que otros le hagan el trabajo sucio, dejar que nos desorientemos en sus cortinas de tinta de calamar. Tiene al rey con él, al IBEX con Ciudadanos, con él. Juntos han convencido a Pedro Sánchez de que el PSOE no puede cambiar, ni romper con su historia de traiciones a una historia falsa. Sin el PSOE, que sigue siendo Felipe, nunca los herederos del franquismo hubieran llegado al gobierno con Aznar. Y con los dos y el rey, con Pujol en Cataluña, trajeron la corrupción de toda la España ya podrida del 78. Ellos están rompiendo España, ellos han pisoteado la Constitución. Ellos han vulnerado los derechos y aumentado la desiguald y la pobreza. Ellos están enfrentando a los pueblos de España, rompiendo la paz y a convivencia. Ellos viven de despreciar la ley, ellos deben ir a la cárcel.
Manuel Delgado Milán
FCSM Córdoba
Anuncios

¡Adiós Mafia! ¡Hola República!

Frente al Régimen del 78 y su represión, solidaridad y República. El domingo 5 de noviembre a las 19:00 en Sol junto a Marchas de la Dignidad exigiremos la libertad de tod@s l@s pres@s polític@s enfrentando a su represión nuestra solidaridad.

AdiosMafiaPrincipal-384x253

AdiosMafiaFelipe

AdiosMafiaRajoy

AdiosMafiaRivera

AdiosMafiaSanchez

AdiosMafiaCartel

¿Qué fue de Urdangarín?

urdangarin-felipe

         Somos el epicentro mundial del Imperio de la Ley gracias a la extrema diligencia de un Gobierno y un Sistema judicial, ejemplo y envidia de todos los países, por la escrupulosa separación de poderes que practican. Ello hace desaparecer cualquier sombra  de contaminación política en las sentencias dictadas.
      Da gusto vivir en una nación que obliga a sus mandatarios a cumplir todos los artículos de la Constitución, Estatutos de Autonomía y Ordenamiento legal. Esto nos tranquiliza como Ciudadanos porque nadie duda en España de que la Ley es igual para todos y se aplica sin miramientos. Bajo su férula están hasta quienes por su cercanía al Poder pretendían considerarse exentos.
      Los ejemplos sobran.El último lo encontramos en la rápida actuación  seguida – “¡como debe ser!” clama la grada del “A por ellos” – para meter en cintura a quienes desde el Govern y desde el Parlament de Cataluña han intentado quebrar el prístino Estado de Derecho que disfrutamos. No debe  extrañar lo que  siempre fue así.
        Todos sabemos el destino carcelario que espera a los implicados en la Gürtel, Bankia, Noos (pongo solo tres porque si hago el listado exhaustivo de los casos de corrupción aflorados, punta de iceberg,  más que un artículo esto sería un remedo de las “Páginas Amarillas”).
        Basta mirar la tristeza que rezuma la cara de Iñaki Urdangarín debid1429263577_514610_1429267512_noticia_normala a la frialdad de los muros del patio de su prisión y la soledad de la celda en la que espera temeroso pensando que la condena de la Audiencia Balear a seis años y tres meses puede ampliarse hasta los catorce si el Supremo avala las tesis del fiscal. Reconforta el ejemplo y de camino nos calla la boca a quienes hemos protestado porque sentencias a Alfón, Andrés Bódalo o “twiteros” varios… con menos años de pena, han llevado aparejadas el internamiento y cumplimiento íntegro.
         De lo poco bueno que ha traído la tensión social vivida en España con el episodio de la Proclamación (¿ o no?) de la República Catalana -con tantos tintes surrealistas y tragicómicos adheridos a la misma- es que se ha  comprobado que los discursos épicos y anecdóticos de tirios y troyanos nunca consiguieron ocultar la Realidad. Podemos sentir un goce casi místico (así se comprende mejor a Sta.Teresa) de ver como la “guerra de banderas” no anuló la preocupación por otras noticias coetáneas que afectan a nuestro bolsillo y  calidad de vida.
          Así mientras dos vecinos colgaban enseñas diferentes -la estelada y la rojigualda- en balcones contiguos de una calle de Barcelona, resultaba enternecedor escucharlos debatir  sobre la DUI y el 155 y también sobre la indignación que  producía (al “rojigualdo”) conocer los datos puestos sobre la mesa por la fiscal del caso Gürtel ,transformada en desazón por su interlocutor “estelado”  ante la posibilidad que el “Procés” permitiese irse de rositas al clan Pujol.
          La misma escena se reprodujo en todos los rincones del país. En Madrid paraban el “Puigdemont a prisión” para analizar las privatizaciones de la riqueza pública llevada a cabo por el PP de Gallardón, Aguirre o Cifuentes y concluir que es muy difícil distinguir diferencias en la acción de unos presidentes que solo cambian el aspecto no su rigidez política. En La Coruña al “Soy español” lo siguió un debate sobre la necesaria redistribución de la renta y la persecución a los defraudadores fiscales sin amnistías que les salve el pellejo cuando los pillan.
            Fue preciosa la “perfomance” en Girona de activistas gritando “Som una nació” mientras repartían folletos con el impacto social cuantificado de las “retallades” ejecutadas por Pujol, Mas o el paisano que hasta el viernes ocupó el Palau. La réplica se dio en diferentes capitales de Extremadura y Castilla-León con manifestantes que  al son de “Cataluña es España” distribuyeron un panfleto donde  tabulaban la bajada de inversión prevista en los presupuestos del Gobierno Central en Sanidad, Educación y Obras Públicas y advertían de las nefastas consecuencias de la misma en nuestra salud, desarrollo cultural y empleo.
            ¡Y qué decir de mi Córdoba!. La tendencia a criticar a Junqueras en la barra del bar cuando aparece en televisión desapareció totalmente al enterarnos de ser la provincia número uno en paro (30’21%). Rápidamente los contertulios se pusieron a diseñar movilizaciones bajo el lema: “ Ni un parado más. Cumplamos el artículo 35 de la Constitución y el 23 del Estatuto de Andalucía”.
             La reivindicación inesperada de la Constitución, la profundidad en su puesta en práctica por el Bloque Constitucionalista ha dejado sin argumentos a quienes se reían de Julio Anguita por proclamar desde hace años que un acto revolucionario en nuestro país sería cumplir a rajatabla su Ley máxima.
           Cuentan las malas lenguas que algún dirigente “naranjito” y algún mandamás “gavioto” llevado por el celo neófito ha propuesto sustituir en las misas la lectura de los Evangelios por una recitación glosada de Títulos y artículos. Y añaden bajo cuerda que el entorno de Rajoy ha elaborado una especie de Diez Mandamientos constitucionales para colgar en el frontispicio de todos los Ayuntamientos, aunque el ensayo lo vayan a empezar en Cataluña. Eso sí, una vez consultado “Somos la Izquierda” Pedro. Al parecer Mariano disfruta con el disfraz de Moisés y eso ayuda mucho.
         Para que la representación transversal sea completa invitarán al exdirigente comunista Frutos si consiguen bajarlo de la nube de popularidad adquirida entre el conservadurismo hispano tras su participación en el programa “Operación Barcelona”.
            Nuevo Bisbal sin rizos, al antiguo secretario general del PCE le han llovido por ello los epítetos de “fascista”. Y no, a Frutos se le puede calificar de muchas maneras pero no de fascista. Basta con darse una vuelta por su trayectoria. Tienen cabida desde burócrata/aparatista de Partido a liquidador del PSUC pasando por dirigente plano. Ahora tras su Epifanía del domingo 29 de octubre le cuadra hasta el mote “compañero de viaje” que en el idioma de sus actuales jaleadores se dice – cuando con él definían a quien en el siglo XX sin ser militante comunista coincidía en posturas y planteamientos del partido- “tonto útil”.
          Puede que su discurso quedara cojo porque traspapeló dos momentos claves de la intervención. Aquel párrafo en el que mirando a quienes agitaban las banderas monárquicas delante del escenario  decía “Ya habéis escuchado lo que pienso del Independentismo. Ahora me dirijo a vosotros y os digo “Hacéroslo mirar”.A ver si así sois capaces de dar una explicación coherente a un hecho evidente. ¿Cuál era el número de independentistas catalanes antes de la llegada a la Moncloa del PP? ¿Cuál es hoy?”. Y el pasaje en el que defendía al Republicanismo Federal como el sistema político que permitiría dar una salida satisfactoria al conflicto territorial.
          Lenin invocaba una anécdota para referirse a los izquierdistas que son elogiados por la Derecha cuando asumen posiciones o repiten argumentos que favorecen su política. Se refería al momento en el que el líder socialdemócrata alemán August Bebel paró su intervención en el Parlamento cuando escuchó los aplausos de la Derecha : “¿Qué has dicho viejo imbécil, que la canalla te aplaude?”
Aunque claro, hay que ser muy mal pensados para ver paralelismo entre ambas situaciones.
          No me extraña que contemplar en vida la plasmación del “ Paraíso legal” impulsado por el Gobierno y sus “muy y mucho aliados” de Ciudadanos y PSOE haga caer en picado en las encuestas las intenciones de voto de Unidos Podemos capitaneados por esa pandilla de impresentables perroflautas  que encabezan Iglesias y Garzón.
          Junto a la escrupulosa separación de poderes que como españoles tenemos la suerte de gozar, el otro punto que nos envidian es el disfrute de unos medios de difusión de masas totalmente independientes. Plurales, incisivos, volcados con la información veraz, neutrales, sin consignas y pendientes de fomentar el espíritu crítico…
           Por ello cuando hablan de la bajada de Unidos Podemos y de la subida sideral de Ciudadanos hay que decir “amen” ante lo que solo son datos limpios y verdaderos.No hagamos sangre ni recordemos que según esos medios el partido del cada día más “joseantoniano” Albert también iba a comerse en las dos últimas elecciones generales el mundo y terminó comiéndose lo que en Cádiz se llama un “mojón”.
            Sigamos aprovechando los machadianos días azules.   Beatus ille.
Juan Rivera
Colectivo Prometeo
FCSM

¡Menos banderas y más cumplir la ley!

Balcones

Rafael Juan Ruiz
Colectivo Prometeo y Frente Cívico “Somos Mayoría”

Artículo 23 del Estatuto de Autonomía de Andalucía:

  1. Se garantiza el derecho de todos a acceder en condiciones de igualdad a las prestaciones de un sistema público de servicios sociales.
  2. Todos tienen derecho a una renta básica que garantice unas condiciones de vida digna y a recibirla, en caso de necesidad, de los poderes públicos con arreglo a lo dispuesto en la ley.

Dos andaluces, el malagueño Paco Vega y el granadino Demetrio Cano, llevan 20 días en huelga de hambre exigiendo que se cumpla la ley. Y, en primer lugar, ser recibidos por Susana Díaz, quién en el proceso que se está viviendo con Cataluña, ha sido la mayor exigente en el supuesto cumplimiento de la ley para evitar que el pueblo catalán votara en referéndum.

Paco y Demetrio

Paco Vega (izda.) y Demetrio Cano (dcha.)

Evidentemente, antes de tomar la medida de la huelga de hambre, estos dos compañeros han hecho las peticiones pertinentes a través de las vías burocráticas que hay establecidas al efecto. Pero siempre con el ninguneo por respuesta y la evasión de la responsabilidad de la administración cuando de derechos sociales contemplados en las leyes se refiere.

El pasado sábado, un grupo de compañeros y compañeras estuvieron en la puerta del Palacio de San Telmo, en Sevilla, sede de la Presidenta de la Junta, para reclamar esa entrevista. Es la primera de una serie acciones reivindicativas que se van a llevar hasta conseguir que Susana Díaz se preocupe alguna vez por su pueblo y no por hacerle la competencia en derechona a Rajoy y los suyos.
Un pueblo, que, por cierto, sale muy mal parado de las políticas que su partido ha aplicado en Andalucía, complementando fielmente las aplicadas por su idolatrado PP en todo el Estado. Los últimos datos que han salido a la luz no dicen sino lo que todas las personas que vivimos en esta castigada zona comprobamos y sufrimos a diario:

  • Un 43,2% de población (3.620.684 personas) vive en la pobreza anclada, estando en las primeras posiciones muchísimas ciudades y pueblos andaluces. La campeona de España es Córdoba, con un 45,2%. En el caso de los menores de 18 años, sube al 48,1%.
  • Un 78% (seis millones y medio) de andaluces tiene problemas para llegar a fin de mes, según un informe de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.
  • El 9,8% de menores de 18 años vive en hogares con carencia material severa.
  • Un 13,3% de andaluces ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda. El 12,2% no  puede permitirse mantener su casa a una temperatura adecuada.
  • Los datos del paro siguen siendo alarmantes y siguen sin ver la recuperación económica por ningún sitio. Además, el nivel medio de renta en Andalucía es 2.310€ menor que el estatal. Desde 2009 ese nivel medio de renta ha caído en nuestra tierra en 1.008€, frente a los 610€ del resto del Estado.
  • Todo ello a pesar de los datos de beneficios que las empresas siguen presentando, lo cual ahonda en la desigualdad ya perenne en Andalucía. 
    San Telmo

    Parte del grupo de compañeros y compañeras que pasaron la noche de vigilia en San Telmo en apoyo a Paco y Demetrio

    Llama pues la atención que, con estas cifras de auténtico sufrimiento de nuestro pueblo, Susana Díaz, su partido y sus sustentores en el gobierno, Ciudadanos, sigan mirando a otras cuestiones para tapar sus vergüenzas. ¿Con qué legitimidad pueden exigir el cumplimiento de ninguna ley si incumplen sistemáticamente aquellas que influyen directamente en la vida de las personas?

    Va siendo hora de que aquellos y aquellas trabajadoras andaluzas que, envueltas en la bandera española exigen la integridad del territorio nacional, se “echen en lo alto” la bandera de la dignidad, de los derechos básicos, de un pueblo que luchó por ser como el que más pero que, por acción y omisión de quienes le gobiernan, siempre es “el que menos”. Ya sabemos que existe el artículo 155 de la Constitución. Se han ocupado perfectamente de que lo conozcamos, aunque moldeado por medios de comunicación alienados como si estuvieran en manos de bancos, fondos buitres y carteras de inversión innombrables. Sin embargo, nos esconden los que nos afectan directamente a nuestras vidas:

    Artículo 35. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

    Artículo 47. Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.

    Artículo 43.

    1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.
    2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.
    3. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio.

    Artículo 41. Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo.

    Y, sobre todo, el Artículo 128.

    1. Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.
    2. Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.San Telmo2La Carta Social Europea, norma de obligado cumplimiento por parte de los estados miembros, establece que ninguna prestación o pensión puede estar por debajo del umbral de la pobreza, establecido en 674€ mensuales para el primer miembro de la familia, la mitad para cada adulto adicional y 199€ para cada menor de 14 años. ¿A qué esperan nuestros gobernantes a cumplir esta ley?
      En Andalucía exigimos también la aplicación del Artículo 23 del Estatuto de Autonomía, con carácter inmediato, con partidas importantes ya para los presupuestos de 2018, que acaben con el hambre y la miseria en una tierra riquísima, pero cuyos beneficios se siguen llevando los grandes terratenientes y los amiguetes del poder en forma de contrataciones y subcontrataciones millonarias por gestiones que se han dejado de hacer intencionadamente desde lo público de forma mucho más barata y más eficiente.
      Las clases trabajadoras, las gentes que sufren para llegar a fin de mes, las que no tienen un techo digno o no tienen empleo, tenemos que apoyar y unirnos a las reivindicaciones de dos andaluces, Paco Vega y Demetrio Cano, gente que, al contrario que Duquesas de Alba y similares, sí que merecen la medalla de honor de nuestra tierra.

De DUI a 155…y tiro porque me toca

oca

             Como si estuviese  dentro de una partida gigante en el Juego de la Oca Geyper, el viernes 27 de octubre el Independentismo catalán pasó en la misma tarde -una vez proclamada con voto secreto la DUI (inciso: los revolucionarios/ rupturistas tienen la obligación ética de dar la cara)- de vislumbrar  a la princesita rubia esperando en el Paraíso de la casilla 63 para acariciarlo por haber ganado la partida, a intuir que con la jugada del 155 en la contrarréplica del Gobierno Central había terminado en la 58. Esa casilla con la calavera mandándote al  inicio pero encontrando  esta vez en la salida a  Rajoy y su “minion” Soraya   asignando turno, reglas nuevas y color.
         Y sobre el tablero quedan fichas de acompañantes que aún no saben como terminará el lance donde los embarcaron.Unos de momento retenidos  en la posada perdiendo cargos, otros en la casilla de la prisión (incluso con banda sonora en Youtube de tontipijos sevillanos,meapilas y capillitas pidiendo que en ella caiga también Puigdemont) sin saber cuantas jugadas de castigo quedan y otros en una desértica  tierra de nadie , lejos del dado o la oca que acelere el proceso.
            En esta tesitura no está de mal recurrir a nuestros clásicos y recuperar el espíritu del ensayo de Lenin -febrero de 1902- “¿Qué hacer?”,   (viene como anillo al dedo no olvidar que según el plan de Vladimir Illich, el folleto debía consagrarse a desarrollar minuciosamente las ideas expuestas en el artículo “¿Por dónde empezar?” publicado en mayo de 1901 en el número 4 de “Iskra”), pues con la “cuestión catalana” a la Izquierda  quieren volvernos a plantar en la encrucijada donde históricamente se coloca la Racionalidad cuando se impone en la Sociedad el grito de “¡cierren filas!” alrededor de una bandera  llena de contenido emocional pero vacía de preocupación por los derechos colectivos .goval8.1
          El escenario que nos están construyendo merece una disección, una mirada cargada de  análisis crítico. Se hace necesario detenerse a repasar gestos y palabras de los actores  políticos y no olvidar que estamos en una comedia coral en la que a poco que alguien sobrecargue su  histrionismo construiremos una tragedia.
            Con las CUP comparto postulados políticos, sociales, internacionales y económicos, pero no puedo compartir su nacionalismo independentista. No les veo el músculo que las convierta en “vanguardia del proletariado” capaz de hegemonizar el “Procés”.Al contrario seguramente por prejuicios en torno a lo que ha significado históricamente  la “Unión Sagrada” burguesía/proletariado en defensa de la Patria, creo que con su apuesta de poner en el centro de la acción política el “fer nació” en lugar del “fer una societat mès justa” le hace el caldo gordo a quienes encabezaron,envueltos en la senyera, los más brutales recortes de derechos contra las clases populares catalanas.
       A Rajoy hay que reconocerle la inteligencia suficiente de aplicar el 155 acompañándolo de una convocatoria de elecciones a corto plazo. Palo y zanahoria. Aunque sus “hooligans” cegados por  el “¡A por ellos!” quisieran más sangre.
            Los sectores ultraderechistas de ese batiburrillo que compone la derecha extrema española siguen de momento sujetos a la cadena  porque son conscientes de que disfrutarán de barra libre mientras que al Poder interese amedrentar a la Sociedad con el “¡ojo, que os los azuzo!”
            Son varios los escenarios que pueden desarrollarse de aquí al 21 de diciembre y van a estar vinculados a la intensidad de la represión que desde el Estado se ejerza sobre el Catalanismo Político que llegó hasta la DUI. Esto abre las hipótesis:
               Que PdCat, ERC y CUP en bloque o alguno de sus componentes ( las papeletas en ese caso por su coherencia propositiva las lleva todas la CUP), se nieguen a participar. El Retraimiento ya visto en otras ocasiones en la Historia Política española. La apuesta sería de alto riesgo pues tendrá efecto político solo si las urnas quedan vacías, sin olvidar que el 77.44% de las últimas autonómicas fue una “rara avis” en convocatorias que tradicionalmente han girado alrededor del 60% y con algunas como las de 1992 que no llegaron al 55%. El peligro: ¿Hasta que punto el “españolismo movilizado” podría compensar el boicot del “catalanismo ausente”? Cuanto más se acercasen  al 50% más fácil resultará a los partidarios del 155 vender una “normalización” que de ninguna manera se daría si las cifras de abstención alcanzan cotas del 65-75%
            Que los antiguos socios del “Govern” y las CUP decidan concurrir pese al 155  para transformar el resultado de las urnas en un plebiscito que convalide el referéndum que les fue negado. Aún sabiendo que tener más escaños no significa necesariamente tener más votos. A lo que se añadiría como gestionar, si las encuestas no se equivocan, una sociedad que seguiría fracturada al 50-50 (45-55, incluso 60-40,da igual, la división sería asfixiante).
          Que los autoproclamados “constitucionalistas” del 78 tengan la tentación de aprovechar algunas de las cartas blancas que otorga la aplicación de un 155 arbitrario por su falta de desarrollo normativo previo ,para guardarse algún as en la manga  en su  búsqueda de la recentralización.
            Ya que el PSC, C’s y PP parecen haber descubierto el gusto de leer una Constitución que hasta ayer ignoraban, despreciaban o violentaban  hasta el punto de convertirse en sus más furibundos defensores, no estaría mal que una vez leído y releído el 155, se animen y de aquí a diciembre sigan practicando con otros artículos igual de importantes. Esos que hablan de sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo” (art.31), del ”deber de trabajar y el derecho al trabajo con una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo” (art.35), de que “los poderes públicos mantengan un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo” (art.41) o que “Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general” (art.128).
               Podían empezar por este último para abrir boca.
        Que el interés de algunos “independentistas/españolistas” por fomentar un Frentismo con la creencia de que podrán rentabilizarlo en votos, ponga en pie una sociedad catalana de compartimentos estancos reacios a escucharse. Una forma de evitarlo sería que en la actual “guerra de banderas” la persona que ha colgado en su balcón la rojigualda  añada algunas letras al “Soy español” para poner “Y quiero un WhatsApp Image 2017-10-30 at 11.28.57trabajo con derechos” o “Una vida digna”. Y la que se identifica con la cuatribarrada sumar al “Soc catalá” un “Prou retallades del Govern Catalá!. Els nostres drets no es toquen!”.
             ¿Y nosotros? ¿Y nosotras? En primer lugar  huyamos de lo que huela a  Frentismo “Anti” para buscar la Unidad Popular transversal. La única forma de conseguirlo es articulando (y ex-pli-can-do) nítidamente nuestra propuesta Republicana Federal. Sin complejos ni ambigüedades. Sin entrar en guerra de enseñas porque aunque tenemos la nuestra,  es más importante la mochila ideológica llena de propuestas que mejoren el día a dia: lucha contra la Precariedad, Desigualdad, Desahucios, frenar el Deterioro buscado en Sanidad, Educación Infraestructuras, combatir los privilegios de los poderosos en sus obligaciones incumplidas con Hacienda, poner en pie un Estado realmente laico…
          Procurando que las palabras se llenen de contenido práctico y no sean meros significantes vacíos. Sin olvidar que además de en ese Referéndum que siempre defendimos y  permitiría expresar sin interpretaciones ni intermediarios la voluntad real del pueblo catalán,   la cotidianidad la hacemos con la farola alumbrando, el bache asfaltado, las condiciones laborales que hacen llegar un salario digno al hogar. Si la Dignidad, ese concepto que junto a las palabras Pan,Trabajo y Techo compendia perfectamente nuestro Ideario.
           También podriamos hacer un ejercicio de patriotismo en estos meses  difundiendo/ refrescando el  nivel de latrocinio atribuido al clan Pujol y las cifras de los recortes en Cataluña o el alegato de la fiscal Concepción Sabadell en el caso Gürtel   del PP  considerándolo un “atentado directo contra el Estado de Derecho”.
           Hagamos Patria ayudando  a levantar las banderas que han servido para  tapar  la Corrupción. Pues no podemos olvidar que en Barcelona (hasta el viernes) y Madrid esa tropa nos ha estado y está gobernando.
        Las manifestaciones de uno y otro signo están siendo muy concurridas. Las “independentistas” hasta el momento  mantienen el tono pacífico que las ha acompañado desde el inicio. En las “españolistas” los organizadores ahora intentan limar las aristas más impresentables pidiendo a neonazis y franquistas que  aunque participen oculten sus símbolos. Y que se  conformen con  entonar el “a prisión” en lugar del “al paredón”. Algo es algo, aunque como medicina ante estos casos es mucho más efectiva la respuesta popular. Tipo gran manifestación  antifascista  del domingo en Valencia.
          No olvidemos que tras el mayo del 68 francés, las elecciones legislativas de junio  las ganó una Derecha que obtuvo 396 diputados frente a los 91 de la Izquierda. O que una movilización tan extraordinaria como las marchas de la Dignidad del 22M de 2014   debilitó al Gobierno del PP pero no fue suficiente para echarlo.
          Por ello ni infravaloremos las que se están produciendo estos días en Barcelona ni tampoco las elevemos a la categoría de verdad absoluta.
        Tenemos tiempo y  podemos/debemos articular nuestro propio discurso. Sin seguidismos. Sin dejar de denunciar -como hemos hecho siempre- lo que consideramos barbaridades aunque a nuestro alrededor ondeen  banderas y deambulen sordos (esperemos que con cerebro, no zombies).
       ¿Os acordáis cuando desde la Izquierda Unida de Julio Anguita denunciábamos al principio de la década de los 90 el desastre que supondría Maastricht mientras nuestros compatriotas descorchaban el cava que se volvería hiel quince años después?
          Pues eso.
Juan Rivera
Colectivo Prometeo
FCSM

Julio Anguita: La troika del 155

th

      No salgo de mi asombro. El Gobierno y sus dos ejecutores subalternos, PSOE y Ciudadanos, se aprestan a aprobar en el Senado la destitución del Govern, basándose -dicen- en la aplicación del artículo 155 de la Constitución. He consultado a constitucionalistas acerca de si existe un Ley Orgánica que haya desarrollado el procedimiento necesario para hacer efectiva la medida que el Senado va a aprobar. La respuesta ha sido negativa. En consecuencia debemos atenernos a la literalidad del texto, habida cuenta de que las leyes, las normas, los preceptos y los reglamentos usan el lenguaje como vehículo esencial para su conocimiento, difusión y aplicación y en su caso para la sanción derivada del incumplimiento. ¿Qué dice el texto del 155?
     En el primer apartado se dice que el Gobierno tras la autorización del Senado podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella (La comunidad autónoma) al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones. ¿Cómo puede obligarse a nadie a hacer algo si se le cesa?
     En el segundo apartado del citado artículo podemos leer que Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas. ¿Dar instrucciones es cesar? ¿Hay algún otro artículo en la Constitución que desarrolle, pormenorice y aclare la breve redacción del 155?
    Las distintas sentencias del Tribunal Constitucional reiteran una y otra vez la necesidad de que el Gobierno tenga un mecanismo constitucional para abordar el problema que han planteado el Parlament y el Govern de Cataluña. Pero la pregunta sigue siendo la misma ¿En qué parte del articulado se dice que el Gobierno podrá cesar en sus funciones a cualquier presidente de comunidad autónoma y a todo su gobierno?
    El que haya un vacío legal no puede servir de excusa para extralimitarse y aplicar acciones que la Constitución no contiene expresamente. ¿Acaso las ilegalidades hechas en Cataluña pueden ser combatidas con otras? ¿Dónde está el llamado Estado de Derecho?

    El artículo 76, apartado d) de la Constitución de la II República establecía que le correspondía al Presidente de la misma: Ordenar las medidas urgentes que

julio_anguita_2013

exija la defensa de la integridad o la seguridad de la Nación, dando inmediata cuenta a las Cortes. Es decir el Presidente recibía un mandato que le permitía actuar en consecuencia en casos de gravedad, aunque después estuviera obligado a dar explicaciones. Pero cesar a cargos democráticamente electos sin tener el respaldo constitucional para ello es una práctica de filibusterismo político. Por eso se la han inventado, contando con el coro de turiferarios que loarán una chapuza hecha a imagen y semejanza de la convocatoria del referéndum catalán.

    Las acciones ilegales del Govern de Catalunya han sido calificadas de Golpe de Estado. ¿Cómo calificar una propuesta hecha al Senado, con el apoyo de la troika del 155, que no está ni explícita ni implícitamente, contenida en la Constitución?
    El bipartito y el adminículo portaestandarte que los acompaña, no solamente han echado gasolina al fuego sino que, además, han arrojado otra paletada de tierra sobre la fosa en la que yace la Constitución de 1978 acompañada por la Transición que la engendró.
Presidente del FCSM

Se necesitan bomberos, no pirómanos

Bomberos

Juan Rivera
Colectivo Prometeo/ FCSM

    El ser humano no tropieza dos veces en la misma piedra, lo repite las que hagan falta. Y nunca falla cuando el obstáculo se coloca tras una apelación a los instintos primarios e irracionales (ojo, aunque disfrazados de sentimientos, siempre ocultan los intereses de la clase dominante).
     Entre los más eficaces dos clásicos: la llamada a la defensa de la Religión al toque de “ Dios, Alá, Yahvé… lo quiere” y la campana tañendo a rebato “ por la Patria” en su versión intangible de Universo simbólico, construcción mental de una Utopía llena de espacios vacíos.
    A responder al reclamo – siguiendo el modelo estímulo /respuesta sin necesidad de un Pavlov agitando la campanilla -siempre se ofrecen ( ¿tiempos de cacería?) las rehalas fanatizadas. Para fijar la idea con una imagen con más validez que todas las palabras, basta con dedicar un minuto, a las fotos de las agresiones filonazis en Valencia.Esos gestos y  caras desafiantes los genera la sensación de impunidad que envuelve a sus protagonistas.
      Hoy no toca hablar de la coartada religiosa, porque es tiempo de “ Patrias”. En los últimos meses nos han instalado en un régimen de banderías que al grito de “¡Y tú más!” desprecia los argumentos contrarios. Ni se molestan en escucharlos.
    Florecen tanto al norte como al sur del Ebro, los adictos al “besa la bandera o te doy con el palo”, los imitadores sin gracia de Belén Esteban unidos por el “ yo por mi enseña ¡¡¡Ma – to!!”. Admiten la versión en catalán.
    Esta temporada se llevan las etiquetas y nos quieren poner sí o sí la de “antipatriotas” a quienes pensamos que una Sociedad debe articularse no por unos colores sino por tener garantizado el acceso a una educación, sanidad y pensiones dignas, a un trabajo con derechos laborales, a unas libertades cívicas a prueba de “salvadores” y a un tiempo de ocio que nos permita arreglar el mundo alrededor de un medio de vino y una charla con amigos. En definitiva aspirar a vivir en un País en el que la actuación pública gire alrededor de la búsqueda del “bien común”.
    Pero eso no les vale a los etiquetadores si no desfilamos bajo el “Visca” / “Viva”.Sufrimos la paradoja de no ser Ulises encadenados, sino que son las sirenas las que nos encadenan para quebrarnos la voluntad al son de cánticos monocordes que solo venden “pensamiento único”.
    Los mal llamados medios de comunicación, convertidos en medios de difusión ideológica que suscitarían la envidia del más sofisticado aparato de agitación y propaganda partidista, venden la manipulación en bloque. Siguen el axioma del “Cuius regio, eius religio” aplicado en los conflictos de la reforma protestante en la Edad Moderna. Según sea el rey, así será la religión; según sea el pensamiento del que controle la tele, radio o prensa, así será la noticia vendida.
    Por eso darían risa, si no fuese por lo que nos estamos jugando como Ciudadanía libre las acusaciones de “adoctrinamiento” arrojadas del Palau a La Moncloa o desde el Consejo de Ministros al Consell de la Generalitat. Sonroja ver en una trinchera a liberticidas vocacionales parapetados tras la defensa de una Constitución a la que vaciaron de contenido con nocturnidad y alevosía y en la otra sostener la bandera de “la lucha contra la opresión” a la misma burguesía que hasta hace unos días oprimía sin problemas a la clase trabajadora catalana, con recortes salvajes, privatizaciones y mossos mandados a desalojar violentamente las plazas que olían a 15M.
    Es patética la imagen de huestes alineadas para el combate que como uniforme aún llevan la camiseta del 3 per cent o la de sobres en b.
    En estos días pasados ardió Galicia.El único elemento positivo de la tragedia lo pusieron las cadenas humanas apagando los fuegos. Practicaban esa ternura de los pueblos que es la Solidaridad .
    En estos días también hay quien desea ver arder a España, incluyendo a Cataluña y se ha puesto a acarrear leña con forma de odio bidireccional.
Por eso estoy echando de menos claridad en las propuestas de quienes considero míos.Aún sabiendo lo difícil que resulta hacer llegar un mensaje cuando te han cortado el micrófono y la turbamulta vocifera.
    Hoy es más necesaria que nunca esa voz clara y diáfana que pregone:
“Ciudadanos, ciudadanas no le hagamos el caldo gordo ni a tirios ( neofranquistas, neofalangistas) ni a troyanos (independentistas). Traemos nuestra propia alternativa  donde todos y todas encajamos: la República Federal.Y quien aún  albergara dudas del papel no integrador,inmovilista y parcial de la monarquía encarnada por Felipe VI tras su mensaje televisivo,lo tendrá ya claro al escuchar el discurso en la ceremonia de autobombo monárquico conocida como « Premios Princesa de Asturias»
  Por supuesto, cuando la ley es justa debe cumplirse.Ahora,antes y en todas las ocasiones.Y los jueces no pararse a mirar si en el carnet de identidad pone Pepito Pérez, Alfon-Andrés Bodalo, Jordi Cuixart,Iñaki Urdangarín o Rodrigo Rato. Si se vive  en Vallecas,Jaén o en los círculos de Poder de Barcelona o Madrid. Lo que no sirve es  el «Dura Lex sed Lex» para unos casos y cogérsela con papel de fumar si en lugar de a un jornalero o a un joven concienciado afecta a la cúspide del Sistema.
    ¡Claro que la Constitución es reformable!¡Que se lo digan a los diputados del PP/ PSOE que con nocturnidad y alevosía modificaron el artículo 135 en 2011! A los pueblos se les debe consultar en referéndum pero también se les debe tratar como mayores de edad, debatiendo todos los pros y contras que tiene el tomar una decisión trascendental que condicionará su vida y la de generaciones próximas.
   Y nadie puede ser perseguido por sus ideas, ni generarse la menor sombra de duda de ello en organizaciones de tanta raigambre en la defensa de los Derechos Humanos como Amnistía Internacional.
   Ningún político debe ir a la cárcel por expresar sus pensamientos. Guardemos las ganas de Justicia para cuando purguen por  Corrupción.
    No abramos la espita de las bajas pasiones, ni  seamos los conejillos de indias de quienes quieren medir nuestra tolerancia  ante los recortes de libertades que traen bajo el brazo vendidos como aplicación de la Ley.Sí, la misma que se guarda en el cajón para no molestar a los poderosos cuando se trata de perdonar fraudes y evasiones de impuestos o agujeros de miles de millones en sus rapiñas bancarias.
    Activar la DUI es una barbaridad,aplicar el 155 otra.O viceversa porque están utilizando la medida como arma arrojadiza de respuesta especular.Quien dé el primer paso ha sacado el machete para destruir puentes y a Puigdemont / Rajoy parece gustarles el papel de artificieros.
    Cuando la única consecuencia cierta  al echar un pulso es que un contendiente acaba lisiado de por vida y el otro con fractura triple pensemos si éste  merece la pena.
    Porque en la cola del pan, en el trabajo, tomando el sol en la plaza o en la barra del bar conviviremos día a día con el vecino que colgó la rojigualda / estelada y nos miró mal al considerarnos tibios por reclamar “reflexión, cordura y diálogo, diálogo, diálogo”.
     Lo fácil es tensar la cuerda hasta que se deshilache y  rompa. Lo difícil es volver a anudarla. Lo casi imposible es recuperar relaciones cuando se destruyen con violencia verbal. Imposible cuando se recurre a la física.
    Dejemos de jugar con fuego.En estas próximas jornadas hará falta agua, mucha agua y si es necesario caminemos hasta la fuente para acarrearla sin esperar  a que llueva. Necesitamos bomberos, no pirómanos porque cuando una sociedad se quema todos corremos el riesgo de salir abrasados”

Ada Colau, cordura frente a visceralidad

AdaColau-384x253

Publicamos hoy aquí el escrito que la Alcadesa de Barcelona compartió ayer en su página de Facebook. Nos parece necesario compartir al máximo posicionamientos y actitudes como la suya pues son en estos días más necesarias que nunca para encauzar la difícil situación por la que atraviesa nuestro modelo de estado y de convivencia. Ante aquellos y aquellas que invocan a las vísceras y los fantasmas de otro tiempo enfrentamos la cordura y el deseo de diálogo y fraternidad de quienes nos pensamos en común.

“El Gobierno del PP insiste en su gran mentira. Siguen negando lo que es evidente para la prensa internacional y para todo el que haya visto las imágenes de las cargas policiales del 1 de octubre en Catalunya: que hubo violencia, brutalidad, ensañamiento.

Hace mucho tiempo que la derecha española ha creado una imagen falsa y distorsionada de lo que pasa en Catalunya. Hablan de totalitarismo, de convivencia rota, de una población amedrentada por violentos “separatistas”. Ni siquiera las palabras que utilizan son neutras. “Sediciosos” ,“separatistas”, no son términos descriptivos sino cargados de un imaginario perverso. Se empieza deshumanizando al otro a través de las palabras… y se acaba ordenando que aporreen a ancianas en la puerta de las escuelas, y llamando a eso “profesionalidad”, “proporcionalidad”, “defensa de la democracia”.

Cuando hay dos versiones tan diferentes para explicar la realidad, lo mejor es analizar los hechos.

Es un hecho que el 1 de octubre hubo 844 personas heridas. Una de ellas ha perdido un ojo… ¿proporcionalidad? ¿Qué es proporcional a un ojo? ¿Qué es proporcional a empujar a una mujer por las escaleras? ¿A agarrar a ancianas por los pelos? ¿Al miedo que sintieron y sienten los niños al ver sus escuelas destrozadas?

Yo no soy independentista, no comparto la vía unilateral. Lo he dicho muchas veces y lo repito. Soy muy crítica con el gobierno de Puigdemont y no me gusta cómo se han hecho las cosas. Pero hay algo que está por encima de lo que opinemos unos u otros y que debería unirnos a todos los que creemos y defendemos los derechos, las libertades y la democracia: el uso de la violencia de estado contra población pacífica es inadmisible.

Hoy el portavoz del gobierno llamaba “nazis” a los catalanes y catalanas que se manifiestan contra la represión policial. De nuevo las palabras… ¿nazi? ¿Es consciente el señor Hernando de lo que hicieron los nazis? ¿Se manifestaron los nazis pacíficamente durante años para reclamar el derecho a votar? ¿Defendieron las familias nazis las escuelas mientras cientos de policías los aporreaban? ¿En serio son “nazis” miles de ancianos, mujeres, hombres, jóvenes, niños y niñas que hoy llenan las calles cantando “Somos gente de paz”? Usar la palabra “nazi” con esa frivolidad es un insulto a las víctimas del nazismo y debería darle vergüenza.

Si esto que escribo consigue atravesar barreras informativas, si lo leen todas aquellas personas fuera de Catalunya que quieren saber qué pasa, os pediría, por favor, que intentéis analizar este conflicto sin prejuicios, que os atreváis a cuestionar lo que nos están diciendo los portavoces del gobierno. Lo que están negando o, aún peor, justificando.

Nos encontramos ante una crisis de estado sin precedentes y me preocupa el bloqueo total de las relaciones entre los gobiernos catalán y español. Pero lo realmente triste sería que se acabaran rompiendo los lazos de fraternidad y de cariño que nos unen por abajo, a las personas. No lo podemos permitir.

Nos han pegado. Nos han hecho daño. No será fácil olvidar eso. Necesitamos vuestro apoyo.

Lo que ha ocurrido vulnera derechos y libertades fundamentales de todos: catalanes, españoles, europeos… hoy es Catalunya, mañana puede ser en cualquier otro sitio si lo normalizamos y queda impune. Si lo justificamos, estamos perdidos. Perdemos todos. Pierde la Democracia.

Nuestros padres, madres, abuelos y abuelas que lucharon juntos por conquistarla, no nos lo perdonarían.

Por ellos y ellas, por su legado, juntémonos para salvar la democracia, para echar a quien ha ordenado este despropósito y es incapaz de encontrar una solución política y pacífica. Quien tiene responsabilidad de estado debe escuchar, respetar a la población, hacer propuestas en positivo y ofrecer alternativas. Jamás reprimir a población indefensa”.

Ada Colau Ballano, Alcaldesa de Barcelona. (3-10-2017)

Conversaciones sobre federalismo con Antoni Barbará

RRRF3R-384x253

Como ya os hemos apuntado en artículos anteriores, Federal 3R de Radio Rebelde Republicana busca trazar la línea que resulta de la suma de los diversos puntos de vista que, entrevista a entrevista, analizan el modelo federal. Su intención es ofrecer una mirada coral del federalismo a través de entrevistas y conversaciones en las que se aborda nuestro modelo de convivencia desde ámbitos como la cultura, la política, la economía, el feminismo o el sindicalismo.

Con esta intención nuestro compañero del Frente Cívico de Cataluña, Javier Bernad, conversó (el pasado 7 de septiembre) con Antoni Barbará, médico y militante en movimientos sociales, fundador de Marea Blanca y de Dempeus per la Salut Pública.

Os dejamos el vídeo de la entrevista que también está disponible en el canal de Youtube de Radio Rebelde Republicana.

Ser murciano y español y no neofacha

soterramiento1

Foto: El Pais

Fuente: La Crónica del pajarito
José Coy
Mesa Estatal FCSM.Murcia

      Pues sí, soy de esa gente rara que se siente de una patria grande que es la humanidad y de una patria chica por la que siento orgullo, que está en un territorio milenario que actualmente conforma la comunidad de la Región de Murcia. No soy muy de banderas aunque tengo en mi corazón algunas y variadas: una de ellas es blanca, el color de la paz y la convivencia; otra es la de mi región, una región del sur, con muchas injusticias y desigualdades, pobre, precaria, abandonada y olvidada por todos los gobiernos de Madrid; otra es tricolor, la misma por la que fue fusilado mi abuelo en una tapia del cementerio de Espinardo, o por la que fue torturada, exiliada o encarcelada parte de mi familia.
    La rojigualda nunca me ha puesto ni emocionado por sus connotaciones tristes y pasadas. Pero tengo que reconocer que las imágenes de personas juntas y abrazadas, unas con la rojigualda actual y otras con la estelada, me han emocionado, porque es la viva representación de que se puede convivir entre diversas comunidades e identidades y además en radical fraternidad y respeto.
  “Puestos a elegir, digo alto y claro que hay una España de las luces y la inteligencia colectiva que hay que reivindicar y que sí nos representa a millones de personas”
   En todo caso, lo reconozco, la rojigualda a solas, no me pone nada, ni me emociona, ni siquiera en los mundiales de baloncesto o fútbol, en los que sí me emocionan Gasol y Piqué, catalanes, por cierto. Porque en nombre de España y esos colores se han cometido muchas salvajadas y han llenado los rincones del país de muchas sombras, sufrimiento y sangre a lo largo de la historia. Cunetas aparte. El ultranacionalismo español ha sido uno de los nacionalismos más sanguinarios que ha parido Europa. Conviene leer todas las versiones de la historia para comprobarlo. A pesar de lo que diga un tal Vargas Llosa.

   Hay otra España, con una historia de lucha conjunta por la democracia, la libertad, la justicia, la independencia y tantas cosas grandes que me llenan de orgullo. Una España cuyas gentes han sufrido guerras, exilios, hambre, destierros, hogueras de la Inquisición, migraciones, torturas, fusilamientos y un largo calvario en sus diversas formas.
    Llegados a este punto, hay que recordar y reconocer que Cataluña fue posiblemente una de las    comunidades que más aportó en la lucha contra la dictadura franquista. También hay que recordar que la derecha catalana ha sido un soporte fundamental para el criticado y caduco régimen del 78. Posiblemente la enorme fortuna de los Pujol tiene mucho que ver con ese apoyo: no se pueden mover tales cantidades de dinero sin que los servicios de inteligencia y las cloacas del Estado lo detecten, incluso lo silencien durante varias décadas, como parece que así ha sido.
    Sí, es raro esto. Nunca me he visto en la tesitura de pensar en clave de patria, pero con esta polarización, también hay cortinas de humo por ambas partes. Las emociones y sentimientos salen de las profundidades y sí, lo reconozco, soy español y además ahora no me da vergüenza decirlo con orgullo incluido. Porque las polarizaciones obligan a pensar y elegir, y puestos a elegir, digo alto y claro que hay una España de las luces y la inteligencia colectiva que hay que reivindicar y que sí nos representa a millones de personas. Es la España del 15M, que fue un ejemplo y una sorpresa mundial, con sus réplicas en las principales capitales del planeta; las luces de la marcha de la dignidad 22M, con miles de personas precarias e invisibles andando por las carreteras hacia Madrid, una ciudad que nos dio un recibimiento de solidaridad que ningún caminante podremos olvidar.
   Ya que hablamos de Madrid, hay que recordarles a mis amigos ‘indepes’ –que los tengo y territorialmente variados– que Madrid no solo es el puto Madrid, es también el Madrid de Carmena, Marcelino Camacho y el proceso 1001, los abogados de Atocha, la clandestinidad, los presos y presas políticos antifranquistas en la famosa cárcel de Carabanchel, las inmensas y masivas huelgas en plena dictadura, las asambleas de barrios en el 15M o la Puerta del Sol llena de tiendas de campaña.
Sí, lo reconozco, me enorgullece formar parte de este país lleno de luces pasadas y presentes que han parido movimientos sindicales genuinos, como el que en su momento representaron las clandestinas Comisiones Obreras. O donde han nacido unos guerrilleros españoles de la Brigada 9 que fueron los primeros en entrar al París ocupado por los nazis. O ese movimiento social tan propio, que conozco muy bien, como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que ha sido y es un ejemplo de empoderamiento y auto-organización ciudadana frente a los bancos para todo el sufrido sur de esta Europa alemana.
  Un país en el que ha nacido gente como Diego Cañamero, Ada Colau, Irene Montero, Serrat, Olga Rodríguez, El Nega, Miguel Ríos, Rosendo de Leño, Ana Belén, Sabina, Durruti, Manuela Carmena, Antonete Gálvez, los dos Pablo Iglesias y Errejón, Enrique Tierno Galván, Federica Montseny, Clara Campoamor, Antonio Machado, Marcelino Camacho y su compañera Josefina, Miguel Hernández o Federico García Lorca, entre tantos hombres y mujeres que han ido conformando nuestra actual identidad democrática. Es rotundamente un gran país. Conviene recordar que el dictador murió en la cama, pero al franquismo se le ganó en las calles y en las huelgas y ambas trajeron la democracia. Hay que releer la Transición dulce, porque no fue tan dulce.
“Vemos cómo renace un neofranquismo tan rancio, represor y antiguo como el de antes; con aguiluchos, símbolos nazis y brazos hitlerianos, que promueve palizas en las calles y persecuciones”
El otro país de las sombras no puede vencer al país de las luces. Estamos viendo cómo renace un neofranquismo tan rancio, represor y antiguo como el de antes; un neofranquismo que se acompaña de aguiluchos y símbolos nazis, brazos hitlerianos cara al sol, y que promueve palizas en las calles y persecuciones de quienes no piensan como ellos. Esa España que nos avergüenza vuelve con inusitada violencia e intolerancia y el pueblo democrático no lo puede permitir. Queremos vivir en paz y en buena convivencia; no dejemos que vuelvan aquellos que sueñan con poder volver a ir a las casas de madrugada a por el contrario, como se hacía en unos tiempos pasados. Pero ya se sabe, el pasado es como un perro que siempre vuelve. Sobre todo si no existe memoria y tenemos una memoria muy frágil de lo que fue el franquismo… hay una memoria oral que se va perdiendo y una memoria publicada y estudiada, muy frágil también. El relato del antifranquismo no se conoce por parte de las nuevas generaciones: ni está en la historia oficial escrita por los vencedores, ni se explica en las escuelas, como así ocurre en Alemania respecto al nazismo.
   Es cierto, Rajoy y su equipo son una fábrica de independentistas, los datos son los datos. De 400.000 votos independentistas legítimos que había, han pasado a dos millones en unos pocos años. Aznar y Rajoy son muy culpables de tal cosa. Pero los actuales independentistas catalanes son también otra fábrica de ultranacionalismo español. Ambas fabricas producen odio a todo lo que da la máquina, y ambas máquinas hay que pararlas y vestirlas de blanco. ¿Hablamos, platicamos, parlem?
Siempre es preferible una buena campaña electoral a una buena guerra aunque sea blanda. Siempre prefiero que se use la palabra antes que las porras y las escopetas.
   El conflicto catalán se debe y puede arreglarse con métodos del espíritu siglo XXI –si es que este espíritu existe–, que todos y todas suponíamos que venía para que gozáramos de más derechos, más democracia y mejor vivir. Aunque, visto lo visto, parece que vamos para atrás. Ese supuesto espíritu de siglo XXI parecía que traía mejores tiempos, pero menuda entrada de siglo, dan ganas de volver a lo mejor del siglo XX si fuera posible. El caso es que, como dice Iñaki Gabilondo –nada sospechoso de intolerante, ni de persona extrema–, antes o después esto se arreglará votando. Esto es, un referéndum en Cataluña con pregunta clara y sencilla en el que quienes estamos por el ‘no’ a la independencia tengamos pleno derecho a defenderlo sin ser tachados de neofachas ni de ultranacionalistas españoles, ni que por defender el derecho a decidir, seamos reprimidos ni tachados de antiespañoles. España es una comunidad de comunidades y países muy diversa y plurinacional. También Cataluña es plurinacional, y no estaría mal que quienes se llenan la boca de Cataluña como si fuera exclusivamente suya, asuman que esta comunidad es también muy plural y con una diversidad que no cabe en una sola bandera ni en una sola identidad.
En fin, todo son luces y sombras con escala de colores y tonalidades e intensidades variadas. Ojalá las luces puedan con las sombras. Y no volvamos a tiempos pasados, repito, siempre es mejor una buena campaña electoral que una buena guerra. Siempre es mejor una buena plática que una buena porra. Luces: ¿dónde estáis? Venid ya, es urgente.