El pasado sábado 27 de enero, 30 colectivos de Córdoba se reunieron en el Centro Social Rey Heredia para compartir percepciones y visiones sobre las preocupaciones que castigan a la sociedad. La jornada contó con seis mesas-talleres sobre temáticas como el medioambiente, el feminismo, sindicalismo, derechos básicos, etc.

"Reunión colectivos Rey Heredia"

Las conclusiones extraídas servirán para siguientes encuentros, en los que se irá decidiendo sobre acciones futuras. De momento, ha quedado patente que la rebeldía, que fue uno de los principios que dio origen a la Acampada Dignidad y posterior liberación del colegio Rey Heredia, sigue muy viva.

El Frente Cívico se encargó de dinamizar una de las mesas, denominada “Caracterización del Sistema, sus fortalezas y sus grietas”. En ella, nuestr@s compañer@s Rosa Blanco y Rafael Juan, introdujeron el debate en grupos orientando principalmente hacia cómo aprovechar las debilidades, que pasan por, principalmente, saber utilizar la fuerza de la colectividad para desenmascarar la desigualdad, la corrupción, el robo a las clases trabajadoras y, mediante la unión en torno a puntos en común, ejercer la presión necesaria para hacer que las personas y el planeta sean los ejes en torno a los cuales se establezcan las políticas económicas y sociales.

También el pasado sábado en Zaragoza, en representación nuestra, el compañero, Tomás Ramírez, participó junto a más de treinta personas pertenecientes a 20 colectivos en el ‘Encuentro de movimientos sociales, sindicales y políticos de Aragón’ preparando la próxima movilización descentralizada de ‘Marchas por la Dignidad’ que se llevará a cabo el próximo 25 de febrero.

"Reunión colectivos Aragón"

El tono positivo, unitario y participativo de la reunión que fue excelente, sirvió para recargar de optimismo y fuerza los compromisos y objetivos que nos marcamos como prioritarios en el Frente Cívico Somos Mayoría hace ya más de cuatro años. Entre ellos, la creación de ese contrapoder social mayoritario que sea capaz de dar respuesta a los ataques que mercados y políticos comprados por éstos lanzan contra la inmensa mayoría de la sociedad de nuestro país.

Son los primeros e imprescindibles pasos hacia un nuevo y opuesto modelo de sociedad. Pero, ¡empecemos por reconocernos, entendernos, y unirnos en la lucha! ¡Marquémonos objetivos alcanzables! Y vayamos adquiriendo fuerza colectiva. En buena armonía, el camino es más llevadero.

Anuncios