Etiquetas

, , , ,

FCSM-pos-webEl movimiento de las Marchas de la Dignidad, que convoca a la ciudadanía a una semana, 24 a 29 de noviembre, de concentración de acciones de lucha por los derechos básicos al pan, techo, trabajo y dignidad. Consciente de la necesidad de organizar a la sociedad para la satisfacción de las necesidades básicas pero también de la importancia para todo ser humano de la dignidad y la felicidad, asume, como propio, el tema de la eliminación de obstáculos que impiden a la mujer lograr y gozar de sus plenos derechos y dignidad.

En la sociedad del siglo XXI, a pesar de los adelantos tecnológicos y científicos generados, las mujeres son víctimas de la situación económica general, y además padecen una violencia específica machista, sufren el acoso sexual en el trabajo y en la calle, asesinadas por sus parejas en el hogar en número tan escandaloso que cada año se pone a cero el computador para evitar hablar de miles. Son objeto de tráfico, explotadas en la prostitución, arbitrariamente privadas de la custodia de sus hijos menores, no perciben las ayudas por la maternidad, el cuidado de los mayores recae fundamentalmente sobre ellas, las diferencias salariales entre hombres y mujeres para la misma categoría profesional se perpetúan y se agrandan, el trabajo a tiempo parcial, los contratos eventuales, los trabajos en precario y de economía sumergida son mayoritariamente femeninos, los “techos de cristal” con que topan las más preparadas, sin que a estas situaciones dramáticas se le preste la atención y el protagonismo que se merecen.

En esta semana de lucha convocada por las Marchas de la dignidad y en especial el día 25 de noviembre, tenemos que repudiar los siguientes escandalosos hechos:

  1. Sobre las mujeres pesa la injusticia de las diferencias salariales para el mismo puesto de trabajo y rendimiento laboral, entre hombres y mujeres, es del 30%, cuando no más, según la categoría profesional.
  2. El trabajo a tiempo parcial, los contratos eventuales, en precario y de economía sumergida son mayoritariamente femeninos, con salarios de hambre y sin posibilidad alguna de promoción profesional.
  3. El porcentaje de puestos de decisión ocupados por mujeres, tanto en la empresa privada como en la Administración Pública, no ha aumentado ni un punto en los últimos diez años, siendo del 12% en el sector público, y sin porcentaje, por su ínfima incidencia, en el sector privado. La mujer más preparada se encuentra un “techo de cristal” que impide su crecimiento.
  4. No sólo no se ha procurado facilitar a las mujeres la conciliación de la vida familiar con la vida profesional, sino que en los últimos dos años se han suprimido jardines de infancia, escuelas, residencias de mayores, trabajadoras sociales, que ayudaban a las mujeres a compatibilizar las tareas de cuidado con los horarios laborales. Como tampoco se ha facilitado a los trabajadores atender las necesidades familiares, al extenderse abusivamente las jornadas laborales sin protección jurídica, con lo que las madres de menores están penalizadas para poder desempeñar un trabajo profesional.

Por ello exigimos:

* Persecución eficaz del acoso sexual y el trato despectivo y denigratorio de las mujeres en el trabajo y en la calle.

*Se adopten todas las medidas necesarias para que se cumpla por completo la ley que exige la igualdad de salario y oportunidades curriculares entre hombres y mujeres.

Hoy podemos afirmar que la lucha tiene fruto, pues hemos de felicitarnos por el éxito conseguido en las luchas de 2014 que hombres y mujeres conscientes de la importancia de la defensa de los derechos de la mujer salieron a la calle contra el gravísimo retroceso que desde el gobierno PP se preparaba en materia de derechos de la mujer a su maternidad y sexualidad libre y responsable. La salida masiva a las calles de la ciudadanía los días 8 de febrero y 8 de marzo logró echar atrás el intento de implantación de la reforma del PP, propuesta por su ministro Gallardón, por significar un retroceso en los derechos y libertades que tanto ha costado conseguir y que no sólo afectan a la mujer sino a sus hijos e hijas, quienes para tener una vida digna han de iniciarla siendo desead@s, querid@s en el momento de ser engendrad@s y después cuidad@s, educad@s y recibid@s en una sociedad libre, democrática y madura, donde la persona sea considerada el más preciado recurso a cuidar, no un esclav@ a burlar y explotar.

Así mismo debemos apoyarnos en nuestra experiencia el 22 de Marzo de 2014 en que varones y mujeres llenamos las calles de Madrid reclamando los derechos ciudadanos.

Las organizaciones que confluyen en las Marchas de la Dignidad han seguido trabajando y hoy la lucha continúa en una semana de concentración de luchas a en todo el estado y por ello el movimiento de las Marchas de la Dignidad llama a participar en los actos de la semana de lucha que culminará en manifestaciones multitudinarias el 29.11.14.

Igualmente estará presente en la manifestación que el 25 de noviembre, a las 19.30 se celebrará de Opera a Sol, en Madrid, para apoyar la lucha de las mujeres por conseguir también los derechos de pan, techo, trabajo y dignidad que le permitan desarrollar su vida laboral y familiar así como ejercer libre, autónoma y responsablemente los deberes y derechos que la maternidad conlleva, y que no se restringe al mero acto de la procreación o el alumbramiento, sino que implica toda una serie de cuidados, que la mujer ha realizado durante miles de años.

Muchas pesadas cargas pesan, como losa, sobre la condición femenina, como la violencia que las lleva a la muerte a ellas y a sus hij@s, la pobreza, la desigualdad en el trabajo, en el reparto de los cuidados por ello un movimiento como las Marchas de la Dignidad no descansará hasta que a la mujer no se le restituya las condiciones necesarias para alcanzar y ejercer sus derechos y dignidad. El 25N alza su voz junto a la mujer española, clamando por su consideración de personas autónomas, responsables, libres e iguales, para conseguir la eliminación de cuantos obstáculos legales, culturales etc impidan a las mujeres su condición de sujetos de pleno derecho, el ejercicio pleno de su autonomía, libertad, salud, vida y dignidad.

¡LA MUJER HA DEMOSTRADO AMOR Y CUIDADO DE SUS HIJOS E HIJAS y ALLEGADOS DURANTE MILENIOS

¡PARA SUS HIJ@S EXIGE UNA VIDA EN CONDICIONES DIGNAS!

¡CONSTRUYAMOS UNA SOCIEDAD MÁS JUSTA Y AMABLE PARA TOD@S!

EN ESTE DÍA UNIMOS NUESTRA VOZ A LA DE TODOS LOS COLECTIVOS QUE LUCHAN POR LA EMANCIPACIÓN DE LA PERSONA Y POR LA IMPLANTACIÓN DE TODAS CUANTAS MEDIDAS SEAN NECESARIAS PARA SALDAR ESTA DEUDA DE JUSTICIA CON LA CONDICIÓN FEMENINA.

¡ACUDE A LA MANIFESTACIÓN!

De Opera a Sol (Madrid) 19.30 horas

Madrid, 25 de noviembre de 2014,

El Frente Cívico Somos Mayoría

Anuncios