PTV Córdoba vuelve a dar la palabra al Frente Cívico Somos Mayoría.

La entrevista, emitida el día 4 de abril, tiene como invitados a Julio Anguita, Pedro Antúnez y Juan García.

En ella, ante la gravedad de la situación actual, Julio Anguita anima a avanzar sin prisas, “porque no es una cuestión de convocar unas elecciones, es una cuestión de que la inmensa mayoría se dé cuenta de que tiene que dejar la pasividad y erigirse en un contrapoder, y cuando digo contrapoder quiero decir que eche la fuerza, porque en política la fuerza, la fuerza democrática es lo que vale. Los bancos tienen la fuerza económica, los poderes económicos tienen la fuerza social, y frente a esos poderes hay que poner otra fuerza que los venza…

Por su parte, Juan García, sobre el objetivo de FCSM explicó que “tenemos que cambiar esta situación, conseguir esa mayoría, elaborar un programa concreto, aplicable, perfectamente factible, desarrollable y legal, elaborado colectivamente, y planteando una alternativa fundamentada a la difícil situación que vivimos, que pueda resolver los problemas que tenemos ahora mismo planteados”.

En otro momento de la entrevista, Julio Anguita recalca la necesidad de abordar un cambio personal para alcanzar logros colectivos: “No estamos para derrochar [en proyectos faraónicos]. Hay que aprender a vivir de otra manera. Si queremos que los 7.000 millones de habitantes de la tierra coman, porque tienen derecho […] no podemos vivir en el derroche. Y eso hay que decírselo a la gente. ‘Pero es que nos hemos acostumbrado…’ (nos dirán) Pues te desacostumbras, porque por encima de eso, el que no come, tiene que comer, y eso es más importante que tu coche o tu chalé. Esto es así, simplemente por justicia distributiva”.

En cuanto a las expectativas de FCSM, en opinión de Pedro Antúnez son ilusionantes, por la receptividad percibida entre la ciudadanía. Hace referencia a la distinción entre poder legal y poder legítimo, cuyo logro, el de éste último, debe ser objetivo de FCSM para dar inicio a un proceso constituyente, dado que el sistema no tiene salida. Hace un llamamiento a la necesidad de aglutinar a los colectivos para avanzar por esta senda.

También cita algunos de nuestros retos principales, la lucha contra la deuda ilegítima, los límites ecológicos de nuestro sistema de vida, y propone la apertura de un debate, sin miedos, sobre el decrecimiento como vía para romper la dinámica del consumismo.

Anuncios